Las joyas en plata pueden experimentar una decoloración causada por factores como la humedad, el aire o los productos químicos. Esta decoloración es desafortunadamente inevitable con el tiempo, pero tomando ciertas precauciones y siguiendo ciertos consejos, puedes asegurarte que tus joyas de plata luzcan como el primer día durante mucho tiempo.

Sigue estos sencillos pasos para cuidar tus joyas en plata y bañadas en oro:

  • Quítate siempre tus joyas antes de ducharte, bañarte o para realizar ejercicio.
  • Evita ponerte perfumes y cosméticos con las joyas puestas.
  • Después de cada uso, limpia tus joyas cuidadosamente con un paño suave.
  • Cuando no las uses, guarda tus joyas en un lugar seco y sin luz directa.
  • Guarda tus joyas por separado evitando que estén en contacto unas con otras.
  • Cada año, limpia tus joyas de restos de cosméticos con una gamuza limpiaplata.